Picos de Europa       

“Anuncio”

El rescate de Irene. Denuncia al 112 de CyL

Irene Núñez va a denunciar al servicio del 112 de Castilla y León por una supuesta mala gestión de su rescate en la montaña palentina.

 

Irene Núñez, antes del accidente y rescate en el Pico Celestino

Irene Núñez, antes del accidente en el Pico Celestino

 

El pasado domingo 13 de marzo Irene Núñez estaba esquiando con un grupo de amigos en la montaña palentina del pico Tío Celestino (2.396 m). Era una jornada con amigos practicando esquí de montaña para disfrutar pero el sol y la nieve dieron paso a las tinieblas cuando sufrió una caída y se lesionó la rodilla. No era grave pero se le salió la rótula y eso le impedía descender ya que se encontraba a más de 2.000 metros de altitud. Lo peor estaba por llegar.

Tras llamar al 112 de Castilla y León quedó en evidencia que algo falla en el servicio de rescate de la Junta, que vuelve a ser protagonista de una gestión algo dudosa y a punto estuvo de costarle algo más que un susto. Una mala experiencia hasta que llegó a la ambulancia 10 horas después con síntomas de hipotermia.

El accidente se produce a la 16:00, algo tarde pero con suficientes horas de luz para volar el helicóptero ya que los días son más largos a finales del invierno. Sin embargo, el responsable del servicio decidió derivarlo al GREIM y el rescate se alargó hasta las doce de la noche. La joven palentina va a emprender acciones legales contra el gobierno de su comunidad por lo que considera una mala gestión que puso en peligro su vida.

En su perfil de facebook, Irene ha publicado el relato y la crónica de los hechos vividos en primera persona:

El grupo de amigos en la cumbre del Celestino (2.396 m) antes del accidente

El grupo de amigos en la cumbre del Celestino (2.396 m)

 

CRONICA DE MI RESCATE.

“Domingo 13 de marzo 2016 practicando esquí de travesía en el Pico Tío Celestino (Montaña Palentina) sobre las 4 de la tarde caigo, se me sale la rotula y segundos más tarde vuelve a su sitio espontáneamente (menos mal). Duele muchísimo, no puedo mover la rodilla, no puedo bajar la pala de nieve en la que nos encontramos.

Así empieza, con este accidente, el desastre de rescate, por la mala gestión del 112 y la falta de medios. Un rescate que debería haberse resuelto en hora y media con una buena gestión del 112 y un helicóptero con grúa se convierte en un rescate de 10 horas sin él, arrastrándome camilla abajo por la nieve y llegando con hipotermia, 34 grados cuando monté en la ambulancia a las 12 de la noche.

Quiero dejar claro, que el trabajo de los profesionales del Greim a mi juicio fue impecable, tiraron como titanes con los medios que tenían, seguramente ellos sean los más interesados en tener un helicóptero con grúa o en poder usar el del 112 que estuvo todo el día parado, y ese si que tiene grúa. Estoy muy agradecida. Al igual que mis compañeros de aventura Raúl, Richi y Marta, que tiraron como un Greim mas cada uno.

Sobre las 16:10 empezamos a llamar al 112. 6 llamadas en total, contando siempre lo mismo. Nos hacen perder el tiempo con preguntas del tipo…¿pero ahí se esquía?, ¿sabéis esquiar bien entonces no?…es una emergencia, estas preguntas sobran. ¿Tiene acceso rodado? No saben dónde estamos. Es personal sanitario, no entienden de montaña, y no delegan en alguien que entienda. Les ofrecemos coordenadas gps y no las quieren. Les decimos que aquí solo se puede llegar en helicóptero, aún asi mandan una patrulla a Puente Agudín preguntando por las Agujas de Cardaño a las 16:30. TARDAN 50 MINUTOS EN DAR EL AVISO AL GREIM.

A las 18.10 aparece el helicóptero, aterrizan unos 600 metros por debajo de nosotros, y suben dos chicos del Greim con una camilla. Me inmovilizan la pierna, me tumbo en la camilla, me tapan con lo que tienen, tengo muchísimo frio, llevo dos horas esperando, el frio es lo peor.

Los chicos dicen que vamos a intentar llegar al helicóptero antes de que se vaya, porque cuando se haga de noche el helicóptero se irá y si no, plan b. Yo no puedo pensar en el plan b, miro todo el camino que quedaba hasta Cardaño, y quiero llorar.

Los Greim piden ayuda a mis 3 amigos, que colaboran en todo momento. Comenzamos a bajar asegurando la camilla con los esquís y cuerdas, montando reuniones, unas 8 reuniones en total…No llegamos a tiempo, el helicóptero se va. Esas 4 primeras horas…las dos de espera sin ver llegar el helicóptero y las dos siguientes de bajada, son las peores, no puedo pensar más que en el frio y en todo el camino que queda, la respiración se hace difícil por la hipotermia, se me pasan por la cabeza todas aquellas películas que todos hemos visto…los pies casi no les siento…estoy nerviosa, asustada, lloro, me controlo, vuelvo a llorar…

A partir de ahí… intento concentrarme en dar gracias por estar 5 personas ayudándome y otras dos en camino, dos Greim vienen desde Cardaño, no sé cómo sonará… pero en mi cabeza empiezan a aparecer palabras como gracias, sé fuerte, soy fuerte, vamossssss (para los que tiran y para mi misma)… y aceptar la situación, no podía luchar contra ello ahí, ni siquiera en mi cabeza, quejarse no sirve de nada, no es útil y me hace daño.

A dos horas de Cardaño aparecen los otros dos Greim, me tapan con varias cazadoras de plumas y me dan té caliente, mi temperatura mejora, lo noto. Recibo golpes en la espalda, se me tensa muchísimo todo el cuerpo, de tiritar, de intentar no volcar… me da igual, es necesario para salir de allí, y no me importa, ni el frio ni el dolor de la rodilla, cada vez estamos más cerca.

Sobre las 12 llegamos a Cardaño, donde hay dos coches de la Guardia Civil pero la ambulancia no está todavía. Tarda media hora más, a pesar de que los Greim llamaron al 112 para avisar de la hora de llegada. Me montan en uno de los coches, me siento feliz, sonrío incluso, a aquellos que han estado ahí, y me han sacado, esto se acaba…

Cuando monto en la ambulancia mi temperatura es de 34 grados, pero..la verdad es que tengo menos frio que en horas anteriores. Me ponen suero caliente… muy buena atención también del personal de la ambulancia, muy agradecida.”

 

  • Irene ha querido contar su experiencia para que esto no vuelva a pasar y hemos hablado con ella para saber más detalles de lo ocurrido en su rescate en la siguiente entrevista..

5 comentarios

  • mayayo dice:

    Estremecedor. Ojalá se aclare pronto que pasó y se corrija de urgencia. La vida del siguiente accidentado puede depender de ello. Para los GREIM, como siempre, no hay palabras. Ellos siempre, siempre están ahí.

  • Marina dice:

    Una desagradable situación que se repite. Una vez mas se demuestra la mala gestión del 112 en los rescates de montaña, una vez mas los medios que hay no son dispuestos adecuadamente empleando medios humanos y materiales de forma conjunta y eficaz. Por suerte esta vez no ha habido que lamentar el fallecimiento de nadie gracias al trabajo de los Greim y de los amigos de Irene. ¿Pero esto seguirá sin servir a las administraciones para darse cuenta de que algo no funciona?

  • Caridad Rubio dice:

    Yo quiero manifestar, como madre de Iván García, guia de montaña, fallecido el 3 de enero de 2015, yendo al refugio de Collado Jermoso, que al igual que los servicios del personal del GREIM son impecables, el resto de protocolos de actuación, desde que se llama al 112 hasta que acuden a su ayuda, deja mucho que desear.
    Mi hijo falleció como consecuencia de politraumatismo craneoenfálico y otros.
    No le hubieran podido salvar la vida, pero sí hubiera podido, al menos, haber donado sus sanos y fuertes órganos.
    No pudo cumplir su sueño, como persona solidaria y entregada a los demás que era, de salvar otras vidas.
    Con este testimonio constato que, tras más de un año que ocurrió este desgraciado accidente y tras recriminar en algún otro comunicado de accidentes en Picos de Europa, todo sigue igual.
    Es muy lamentable tener un Greim tan especializado y abnegado en su trabajo, para que al final se juegue con sus vidas y las de los demás.

  • Bob dice:

    Es una vergüenza, pero si encima estás federada mas.

  • Fernando dice:

    Estos fachas tuercebotas de la junta de castilla LEÓN no tienen calificativos qu ponerles ; solo eso unos TUERCEBOTAS
    No tienen disposición de utilizar un elicoptero para socorrer a una persona en extrema dificultad .
    Pero si tienen y no ahorran en medios más que sofisticados para disponer ELICOPTEROS y perseguirnos por aire con la única finalidad de multarnos ( jamás se dio noticia alguna que uno de estos ELICOPTEROS hubiera avisado de un eminente peligro en las carreteras) y REPITO usando medios que a mi entender nunca se usaron ni tan siquiera para la persecución del terrorismo.
    Animo y que todas tus gestiones lleguen a buen puerto co rotundo ÉXITO.
    Saludos compañera !!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *