Picos de Europa       

“Anuncio”

Fátima Gil y Vicki Vega, chicas guerreras en el ‘Pilar del Cantábrico’

Fátima Gil y Vicki Vega, chicas guerreras en la cara oeste del Urriellu siendo la primera cordada femenina que escala ‘El Pilar del Cantábrico’.

 

Cima del Urriellu tras escalar "El Pilar del Cantábrico"

Cima del Urriellu tras escalar “El Pilar del Cantábrico” (Foto: Fernando Calvo)

 

“Lo difícil es empezar, como en todo.. pero una vez que te pones ya solo hay un camino posible, y es mirar hacia adelante y tirar para arriba. Vicki Vega y yo, Fátima Gil, hemos escalado el “Pilar del Cantábrico” en el Picu Urriellu. Una vía abierta por maestros antes de que naciéramos. Hemos seguido sus pasos y después de tres días y dos noches hemos conquistado su cima.

En el proceso lo hemos aprendido todo.. a izar petates, montar la hamaca.. a colocar ganchos y subirnos a ellos sin miedo. Lo que aguanta un cordino de ferretería!! Lo duro que es dormir colgadas de la pared.. lo que puede llegar a pesar una mochila.. que el agua no pesa.

Pero sobre todo el valor del compañerismo, que JUNTAS TODO ES POSIBLE.”

 

Así reza el texto que Fátima Gil dejó escrito en el “libro de piadas” del Urriellu tras bajar de la cumbre. Un libro en el que solo unos pocos a lo largo de la historia han tenido el privilegio de escribir alguna línea.. unas palabras que transmiten la emoción y el verdadero sentimiento del alpinismo.

Madrileña y andaluza, periodista y actriz, licenciada en INEF y técnico deportivo en escalada, Fátima Gil y Vicky Vega se han encontrado en la montaña para formar la primera cordada femenina que se atreve con el “Pilar del Cantábrico en la oeste del Urriellu y en la Semana de Montaña Internacional de Gijón tuvimos la suerte de disfrutar de su simpatía y de una proyección que resumía muy bien la aventura y pasión por el sentimiento más puro con el que se puede comparar el alpinismo.. la amistad.

 

Fernando Calvo, Vicky Vega y Fatima Gil

Fernando Calvo, Vicky Vega y Fatima Gil

 

Se conocieron en Galayos, en las pruebas de acceso al equipo de alpinismo de Extremadura donde Fátima ya llevaba un año tras convencerla los hermanos Cano en una competición en Madrid que ambos ganaron y ella quedó subcampeona. Eran las únicas chicas del equipo y desde entonces son inseparables, entrando juntas también a formar parte del equipo nacional de alpinismo.

En la sede del G.M. Torrecerredo de Gijón, tuvimos ocasión de hablar y reir con ellas, porque ante todo, van a la montaña a divertirse. Las dos se presentaron con temor a exponerse por primera vez a un teatro lleno de gente, por si no estaban a la altura, pero Gijón ha sabido reconocer la humildad de estas jóvenes promesas de nuestro alpinismo, que a pesar de todo han tenido la osadía de afrontar una gran pared como la oeste del Picu.

Al preguntar quién plantó la semilla del “Pilar del Cantábrico” ambas se miran sonriendo y Fátima baja la cabeza entre avergonzada y con cara de niña buena que reconoce haber hecho alguna travesura.. “era un sueño que tenía desde hacía mucho tiempo” nos cuenta. “yo quería que fuese con una compañera, con una amiga. Es diferente, vives momentos muy intensos. Ya habíamos hecho escaladas invernales como ‘El Espolón de los López‘ en el Almanzor ganando el premio a la mejor actividad invernal de la Sierra de Gredos en cordada femenina.. se nos hizo de noche y tuvimos un descenso muy delicado (se ríen)”.

 

Abrazo en la cumbre

Abrazo en la cumbre

 

Me fijo en sus uñas y van pintadas del mismo color verde.. hasta en eso van conjuntadas!! (más risas) “Teníamos una concentración del equipo nacional en Chamonix” nos cuenta Vicky, “y fue una odisea poder cuadrar las fechas para poder ir a escalar el Pilar. No esperábamos la repercusión que tuvo después y cuando bajamos al refugio nos sorprendió que nos aplaudieran y nos dieran el libro de ‘piadas’ para firmar. Sabíamos que era una actividad guapa pero no nos esperábamos tener que dar conferencias porque apenas tenemos material, solo unos vídeos grabados con el móvil y una cámara digital y alguna foto que nos sacaron desde abajo y en cumbre Fernando Calvo y Miguel Molina que nos esperaban con agua sabiendo que llegaríamos deshidratadas.”

“Desde casa pensábamos que el primer día íbamos a llegar a la R5 y bajar la hamaca con el cordino de ferretería de 200 m” recuerda Fátima. “Luego la idea era seguir como mínimo hasta Rocasolano pero decidimos montarla en la R4, con lo que ya llevábamos retraso. Los largos de arriba eran los más difíciles y aunque mucha gente nos decía que era demasiado para nosotras, pero eso nos motivaba aún más. Sabíamos que ante cualquier problema la evacuación hubiera sido rápida porque estaban muy pendientes desde el refugio. No hicimos ninguna locura.”

 

Vicky en el L2, Pilar del Cantabrico

Vicky en el L2, Pilar del Cantabrico

 

La segunda noche.

La segunda noche fue muy dura al tener que dormir de pie en reuniones separadas: “el cuarto y quinto largo son A2+ pero el octavo fue el más difícil al tener que hacerlo de noche. Me perdí entre la vía Zumbel y el Pilar y tuve que salir palpando la roca y gancheando con muy pocos seguros. Fue muy intenso. Llegué a la reunión a las 3 de la mañana y al poner un microfisurero en la fisura de la Zumbel pude respirar tranquila.”

Cuando les pregunto cual es su vía preferida del Urriellu Fátima responde que la ‘Rabadá-Navarro‘: “me encanta la vía y pensar en ellos mientras escalaban.. una vez hice la travesía con un mar de nubes a mis pies y llegué a pensar que si me caía no me pasaría nada con ese ‘colchón’ de protección (se vuelve a reir). El largo de la fisura pené bastante por intentar hacer en libre a pesar de ir de segunda pero apreté bastante mientras subía gritando.”

Vicki recuerda que “la primera vez que fui al Picu hicimos ‘Amanecer Incierto que casi nadie hace porque parece una vía de coleccionista. Tengo reservada ‘Amistad con el Diablo’ con un amigo porque es una vía especial”.

La cuerda de una cordada es algo más que un vínculo entre compañer@s, como una especie de cordón umbilical que nos une y retroalimenta.. “hay pocas chicas en la montaña y es difícil convencer a una amiga de hacer actividades de este tipo. Cuando te enmarronas aún te unes más a tu compañera.. recuerdo el abrazo que nos dimos cuando bajamos del Espolón de los López como algo especial. Solo llevábamos un plumas y un par de guantes y nos los íbamos cambiando.. eso es para mí la montaña.”

Aunque siguen aprendiendo cada día haciendo deportiva, artificial y clásica, estas chicas guerreras le dan a todo: “prefiero la escalada clásica, pero la artificial me da algo que no me da la alpina. Mi cabeza funciona mejor cuando hago ‘artifo’, es como una lucha interna con el miedo porque te da tiempo a pensar, no es algo tan físico como la clásica. Lo que sientes cuando superas ocho metros de ‘gancheo’ es algo increíble.”

 

La Piage, en al Tour Verte, Envers

La Piage, en al Tour Verte, Envers

 

La andaluza se enganchó a escalar con unos amigos de la universidad que la llevaron a la escuela de Bolonia (Cádiz) “increíble escalar junto a las dunas” y la madrileña sintió la llamada de la montaña cuando sus padres la llevaban a su pueblo Horcajo de la Sierra, muy cerca del Pico de la Miel: “desde muy pequeña veía aquel pico y le decía a mi madre que lo quería subir.. ella me decía que por detrás que era más fácil y se subía caminando pero a mí me llamaba aquella pared de granito. Hasta los 17 no empecé en el rocódromo y en cuanto pude me fui al pico de la Miel y lo escalé. Tenía 24 años. Era algo que quería hacer desde que tenía uso de razón y las sensaciones que recuerdo fueron aún tan intensas que en el Pilar del Cantábrico.”

Ha sido su primera proyección en un teatro de la capacidad del Jovellanos de Gijón, pero estoy seguro que no será la última. El alpinismo necesita personas como Vicki y Fátima, chicas que se emocionan y son capaces de transmitir ese sentimiento hacia algo inerte como es el hielo, la nieve o la roca. La montaña y los que la amamos necesitan de más chicas guerreras como estas dos que han tenido el valor de seguir los pasos de la nieta de El Cainejo.

Gracias chicas!! Volved pronto por favor..

 

Andrés de la Torre

Contador de historias

 

Galería de fotos:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *