Picos de Europa       

“Anuncio”

Nivología en Picos de Europa, la clave es el viento.

Alberto Mediavilla es observador de AEMET para quien realiza las catas de nivología con las que se elaboran los boletines de aludes en Picos de Europa.

 

Realizando una cata nivológica en Picos de Europa

Realizando una cata nivológica en Picos de Europa

 

 

En el I Encuentro de Profesionales de la Montaña de Asturias, Alberto Mediavilla impartía una conferencia sobre cómo se hacen las observaciones nivológicas en Picos de Europa, una laboriosa tarea que como guía de la Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM) conoce bien.

Estas observaciones o catas se realizan una o dos veces por semana y comienzan ya desde el coche durante la subida a los puertos, apuntando a qué altura aparece la nieve, si hay escarcha en superficie o cornisas formadas por el viento. Pero las mediciones realizadas en Picos de Europa no son extrapolables al resto de la cordillera Cantábrica porque las condiciones son muy diferentes en cada macizo montañoso.

Hablamos con Alberto, uno de los tres observadores que colaboran con AEMET en las mediciones de Picos, que se hacen con esquís de travesía para alcanzar una altitud de al menos 2.000 m. y nos ha contado su experiencia en este campo..

P: Ya sabemos que es muy complicado resumir esto Alberto, pero ¿qué factores se tienen en cuenta

a la hora de realizar una cata para el boletín de aludes y cómo condicionan el resultado final de la observación?

R: El primer factor que tenemos en cuenta, es nuestra propia seguridad. A menudo tenemos que hacer las observaciones en condiciones delicadas o con poca visibilidad, en las que si tenemos un accidente, las consecuencias pueden ser graves. En el aspecto técnico, intentamos buscar puntos lo más representativos posibles en función de las condiciones que se den en cada momento, lo cual no siempre es fácil. El manto nivoso se caracteriza principalmente por su “variabilidad espacial”, lo que significa que las condiciones en un punto concreto del manto no son 100% extrapolables, por lo que cuantos más puntos de observación, mejor.

P: En total sois tres observadores para realizar observaciones en los tres macizos.. ¿cómo es repartís el trabajo?
R: Las observaciones las hacemos siempre en pareja, primero por seguridad y segundo para evitar en lo posible errores de apreciación (4 ojos ven más que 2…) y nos vamos turnando. Normalmente nos desplazamos en esquís y mientras nos desplazamos al lugar donde haremos el perfil, vamos tomando datos acerca de los diferentes cambios que se pueden dar en la nieve en función de las diferentes orientaciones, altitud, etc. Los resultados de la observación no se ciñen a los datos que obtengamos de un solo punto, sino a la suma de la información recogida a lo largo de todo el itenerario.

 

Realizando una cata nivológica en Picos de Europa

Realizando una cata nivológica en Picos de Europa

 

 

P: ¿Cómo escogéis el lugar de la cata? cuanto se tarda y material utilizado..

R: Siempre procuramos buscar los lugares en los que la estructura del manto pueda generar algún problema. A veces, después de excavar el agujero en la nieve, si vemos que no hay nada interesante, lo tapamos y buscamos en otra orientación. Normalmente tardamos entre 45 minutos y una hora en hacer un perfil completo, en función de la complejidad del manto y de la cantidad de nieve que tengamos que palear!!

El material que utilizamos es bastante básico: una buena pala de aluminio para hacer el agujero, un serrucho para cortar los bloques de los test de estabilidad, un termómetro para tomar la temperatura de las diferentes capas del manto, una lupa y una plaqueta para identificar los diferentes tipos de grano de cada capa y un dinamómetro y una probeta para pesar la nieve y medir su densidad. Ah! Y un cuaderno de papel impermeable para apuntar todos los datos.

P: Dada la orografía de Picos de Europa creo que el factor más determinante es el viento, ¿verdad? ¿por qué?

R: El viento es el gran arquitecto de los aludes de placa, que son los que causan más accidentes al ser la propia víctima la causante del alud. La peculiar orografía de los Picos genera turbulencias a nivel local que hace muy difícil predecir en qué orientaciones concretas se pueden formar placas después de los temporales, especialmente en los Jous.

P: Tengo entendido que la nieve más peligrosa en Picos de Europa es la granulada.. ¿por qué? ¿cuantos tipos de nieve hay?

R: De la docena de tipos de granos de nieve que existen a nivel genérico, la nieve granulada es una de las peculiaridades de la nivología de los Picos. Son esas bolitas ligeras que parecen corcho blanco. Los Picos, al estar tan cerca de la costa, generan corrientes de aire verticales muy fuertes al chocar las masas de aire del Norte, provocando tormentas con abundante aparato eléctrico. Si en invierno precipita con tormenta, caerá nieve granulada.

Su peligrosidad reside en la poca cohesión que existe entre sus granos y en lo fácil que es de transportar por el viento, pudiendo generar grandes acumulaciones en puntos concretos. Si este granulado queda enterrado por nuevas capas de nieve, actúa como si fuera una capa de rodamientos oculta. La mayoría de episodios de grandes aludes que se dan en los Picos (como el de Llampa Cimera), están relacionados con la presencia de este tipo de nieve.

 

Alud de Llampa Cimera (Picos de Europa)

Alud de Llampa Cimera (Picos de Europa)

 

 

P: Como guía de la AEGM impartes cursos de nivología a particulares.. ¿hay conciencia en los montañeros de la importancia de formarse en estos campos?

R: En los dos últimos años ha habido un cambio muy grande a nivel de demanda de formación en este campo. Hace cuatro años nos costó juntar un grupo para hacer un curso y el año pasado tuve más de 50 alumnos a lo largo del invierno. Yo creo que el interés existe, pero la gente no sabe dónde formarse. Todo esto es muy nuevo en nuestra zona y no hay mucha gente con la formación y experiencia necesarias para impartir cursos. Además existe una percepción generalizada de que “en el Cantábrico no hay aludes” y cierto es que nuestra nieve es más estable que en otras cordilleras, pero casi todos los años hay algún incidente serio y muchos leves que no trascienden…

P: ¿Cuales son los errores más habituales en invierno o las causas principales de los aludes? Comentas en tus charlas que es más peligroso cuando hay riesgo 3.. ¿por qué?

R: Los errores más habituales suelen venir por una mala gestión del grupo. Tendemos siempre a ir demasiado agrupados, sobrecargando el manto puntualmente. No siempre es fácil diferenciar cuándo la nieve es estable o no, pero siempre podremos tomar “actitudes de seguridad” a la hora de circular por terreno de aludes.

La mayoría de accidentes se dan con riesgo 3 porque en esas condiciones la montaña nos ofrece informaciones muy contradictorias: hay muchas zonas de la montaña muy seguras y otras muchas que no lo son. Por eso, nuestra percepción de las condiciones nos puede jugar malas pasadas.

 

Esquí de montaña en Picos de Europa

Esquí de montaña en Picos de Europa

 

P: ¿Por qué no son validas las observaciones de Picos de Europa para el resto de la cordillera Cantábrica?

R: La proximidad de los Picos a la costa les caracteriza por unas temperaturas mucho más suaves y una mayor humedad que el resto de la Cordillera, por lo que las condiciones, normalmente, no son extrapolables.

P: Se ha avanzado algo en este campo y ahora al menos se realizan observaciones y catas por profesionales como vosotros.. ¿cual sería la situación ideal en el futuro para que la seguridad en la montaña se vea comprometida al mínimo?

R: Creo que lo verdaderamente importante es que se desarrolle una cultura acerca del conocimiento de la nieve y que eso lleve hacia unos comportamientos más responsables en la montaña.

Que se haya comenzado a publicar un Boletín de Peligro de Aludes en Picos de Europa por parte de AEMET, es un primer paso importante. Que esto se normalice, se valore por parte de las instituciones y se extienda al resto de la Cordillera, es cuestión de voluntad política y de recursos para que se pueda llevar a cabo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *