Picos de Europa       

“Anuncio”

SOBRE LA PISTA DE VALDEÓN A FUENTE DÉ

REFLEXIONES DE ISIDORO R. CUBILLAS SOBRE LA PISTA DE VALDEÓN A FUENTE DÉ.

 

Pista de Valdeón a Fuente Dé

Pista de Valdeón a Fuente Dé

 

Los Picos de Europa son un gran macizo, no gigantesco en lo que a su extensión se refiere, sino en su conjunto. Sus desniveles son brutales, sus montañas espectaculares, la canales que las delimitan se hacen interminables, los desgajes rocosos en forma de agujas, picas o dientes se nos antojan en imposible equilibrio,… y además aportando el paisanaje de sus gentes entroncado históricamente con las primeras conquistas de las cumbres más difíciles y significativas.

Cuando el francés Aymar d’Arlot, conde de Sant Saud, visitó en sus primeros viajes los Picos de Europa, allá por las postrimerías del siglo XIX, una incómoda diligencia le sirvió para acercarse a la periferia de las montañas siguiendo una red de intrincados caminos cuyo recorrido precisaba de muchas horas de incomodidades.

El entorno de los Picos de Europa sería hoy día irreconocible para el conde galo, como también lo serían los modos y maneras de los que acuden ahora a estos lugares, y no quiero ni hablar del número de personas que actualmente transitan sus veredas y trepan hasta su más escarpadas cumbres.

La fisonomía de los pueblos ha sufrido la natural y necesaria metamorfosis que impone el paso del tiempo. Las comunicaciones de entrada a los Picos de Europa se han ido domesticando poco a poco en muchos puntos.

En las mismas entrañas de los Picos, además de la red de caminos y pistas que tuvieron su origen en las explotaciones mineras, tenemos hoy día pistas como la que comunica Espinama con Sotres con el ramal que llega al Cable, la pista que sube a Pandébano, la carretera asfaltada que asciende por Covadonga a los Lagos prolongándose luego en la pista que va a Pan de Carmen. No podemos olvidar tampoco el popular trazado que sube desde la Trenosa a la Vega de Urriellu por el Collado Vallejo. Por el sur está la pista que desde el Puerto de Pandetrave llega al Cabén de Remoña, la que sube desde Soto de Valdeón a la Vega de Llos o la que alcanza Vegabaño desde Soto de Sajambre (curiosamente estas dos últimas de tránsito rodado prohibido sin autorización y la anterior hasta hace un par de años cuando el Ayuntamiento de Posada de Valdeón tomó la iniciativa de desbloquearla). Tampoco se puede obviar en este rápido recuento el teleférico de Fuente Dé o el tren de Bulnes.

 

Sobre la pista de Valdeón a Fuente Dé.

 

Se habla de la posible adecuación de la comunicación de la citada pista que desde el Puerto de Pandetrave llega al Collado de Valcabao, antes del Cabén de Remoña, y que desciende a Fuente Dé, comunicando así Valdeón y Liébana (este último tramo actualmente prohibido a los vehículos sin autorización). Desde tiempos inmemoriales, seguramente tan remotos como la aparición del hombre en estas tierras, este camino en esencia, con algunas variantes, era conocido como el Camino del Mercado, pues permitía una comunicación fluida entre las dos comarcas hermanas que hizo el que hubiera un entronque familiar bastante frecuente al casarse los de allí con los de acá y viceversa.

La adecuación de esta ruta, en el caso de que lo veamos, hará que la distancia entre el Puerto de Pandetrave y Fuente Dé quede limitada a un docena de kilómetros, mientras que en la actualidad hay que dar una vuelta de 80 kilómetros y pasar por el Puerto de San Glorio de propina.

Esta arteria de comunicación aportaría innumerables beneficios a las gentes de estas tierras, tanto del Valle de Valdeón como de la Liébana, además de permitir un acercamiento más sencillo a cuántos montañeros y turistas que por esta zona transitan para contemplar, ascender o escalar las más altas cumbres de este sector meridional del macizo central de los Picos de Europa.

Las retrógradas prohibiciones, invocando con frecuencia absurdas protecciones, que por otra parte, los habituales usuarios de las montañas somos los primeros interesados en el conservacionismo de las especies y los espacios, sólo conducen a una condena hacia el ostracismo más injusto a las gentes que conviven a diario con este inigualable entorno.

 

Isidoro Rodríguez Cubillas

Alpinista y vecino de Valdeón

Isidoro Rodriguez Cubillas opina sobre el asfaltado de la pista de Valdeón a Fuente Dé

Isidoro Rodriguez Cubillas

10 comentarios

  • Jose Maria Salazar Ordoñez dice:

    Totalmente de acuerdo con la opinión del Sr. Isidoro. No se puede condenar a los habitantes de la montaña al derecho al desarrollo económico y al bienestar,en aras a un conservacionismo arcaico y retrogrado.

  • Oscar dice:

    Como bien sabes, Isidoro, esta pista solamente beneficiaría al valle de Valdeón.
    Para Cantabria sería abrir una vía de fuga para los visitantes de Fuente De y, claro, no están dispuestos. Lo del Urogallo suena a disculpa pero es su argumento y su forma de frenar el proyecto.

  • Los habitantes de Valdeón siempre se han quejado del estado de sus comunicaciones, de hecho, no saben hacer otra cosa más que quejarse, pero a la hora de la verdad, no mueven un dedo. Se quejan de que no reciben tantos visitantes como los que recibe la vertiente cántabra o la vertiente asturiana del Parque Nacional, pero lo cierto es que han tenido cientos de oportunidades para desarrollar turísticamente su valle, y no lo han hecho. Han preferido embarcarse en batallas constantes contra el Parque Nacional, al que acusan permanentemente de sus males, antes que ponerse “manos a la obra” para atraer visitantes a su hermoso valle. Viven en un entorno cuyas riquezas son incuestionables, pero no saben cuidar a sus visitantes, y lo se por propia experiencia. ¿Realmente creéis que esta carretera va a solucionar en algo su situación? Pues más bien todo lo contrario, porque en cuanto los visitantes hagan la Ruta del Cares y comprueben el carcácter de los “valdeones”, van a desear salir de allí cuanto antes, de modo que si tienen una nueva vía de escape, antes se marcharán. Un error garrafal asfaltar esa pista, además de un atentado ecológico en toda regla.

  • Jose dice:

    Hola, el próximo Martes voy a ver una casita para comprar en Santa Marina, el viaje 4 horas y media ida.
    Un saludo.

  • Jorge dice:

    SeñorLópez Varona

    No se a que Valdeoneses habrá conocido usted, me imagino que a pocos. Yo soy valdeonés y creo que usted simplemente hace juicios de valor personales y ataca un supuesto carácter que de cuantos amig@s han ido a conocer mi tierra todo han coincidido en resaltar la amabilidad y hospitalidad de aquellas personas con las que han hablado o conversado. Creo que usted usa un argumento burdo y personal par defender la no realización de una obra justa y necesaria. Y si, el Parque no ha hecho más que poner trabas a la vertiente leonesa. También podemos considerar un atentado ecológico la carretera asfaltada a Los Lagos o a el alto de la Farrapona (Saliencia) o el teleférico, pero claro eso está en Cantabria y Asturias y a ellos se les puede permitir todo, quizás hay miedo a que si en Valdeón se permiten ciertas infraestructuras la gente se diera cuenta que relamente Fuente De o Covadonga están sobrevalorados.

    • Miguel Ángel López Varona dice:

      No cuestiono la amabilidad ni la hospitalidad de los valdeones, Jorge. Cuestiono la actitud de todo un pueblo que a la hora de la verdad no hace absolutamente nada por vender la enorme riqueza que atesora. No basta con recibir a los turistas con una sonrisa, hay que darlo todo por los turistas, hay que ofrecerles servicios, actividades, gastronomía… Exactamente igual que lo hacen vuestros vecinos asturianos y cántabros. Si conoces tu valle creo que sabes muy bien a qué me refiero. Las infraestructuras no le dan más valor a vuestro valle, sino más bien todo lo contrario, y el ejemplo más claro lo tienes en el funicular de Bulnes, otro atentado ecológico, al igual que todos los que tú mencionas (Lagos, Farrapona…). He vivido en Valdeón lo suficiente para conocer la realidad de Valdeón, de hecho, presidí el Centro de Iniciativas Turísticas de Valdeón durante un considerable período de tiempo ante la negativa de ningún valdeonés a ponerse al frente de la organización. Creo que ya va siendo hora de que os pongáis manos a la obra y dejéis de echar balones fuera, porque lo que está claro es que hasta ahora no os ha servido de nada, ¿no te parece?

  • Ezequiel Conde dice:

    Isidoro tienes toda la razón en tu comentario, pero a veces se echan las culpas a ecologistas u otras organizaciones, cuando sabemos que por desgracia, tanto se hagan cosas como no, hay intereses ocultos que difícilmente sabremos.
    Creo que lo principal y mas importante, en que las autoridades, gentes de los valles y organizaciones luchen por su entorno de forma seria y responsable, como podemos ver en Dolomitas, Eslovenia, Alpes del Káiser y muchos mas ejemplos de zonas calcáreas. Desde aquí mi felicitación a los guardas de todos los refugios de Picos por ser unos verdaderos héroes, en unas condiciones un tanto especiales , por decirlo suavemente. Abrazos de tu siempre amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *